La Big Data impactará en el modelo de negocios de empresas y emprendedores panameños en los próximos años

big-data-imagen

Los tres sectores económicos de Panamá se verán fuertemente impactados en los próximos años por la Big Data, o lo que es lo mismo, el gran volumen de datos recogidos alrededor del mundo en prácticamente todas las actividades económicas y sociales, almacenados para su posterior análisis. Esta conclusión se desprende del pasado programa especializado Business Analytic & Big Data que Digicel Empresas y ADEN International Business School impartieron a ejecutivos de empresas panameñas.

big-data-imagen

“Panamá está avanzando hacia una etapa conocida como Darwinismo Digital, en la que la tecnología y la sociedad evolucionan a una velocidad que muchas empresas no son capaces de seguir. Y tal como señala la teoría de la evolución de Darwin, sólo las mejores y más adaptadas sobreviven, mientras que las que no lo hacen o logran, desaparecen. El ejemplo más claro de este fenómeno es que de las 500 empresas que existían en la Lista Fortune de 1955 sólo 71 siguen operando en la actualidad”, señala Santiago Gradín, Director Comercial de Digicel Empresas.

Un gran porcentaje de expertos asegura que la Big Data es ya una fuente importante de información para las empresas e incluso algunos sostienen que en un futuro no muy lejano, transformará la forma en que se manejan estas corporaciones, sobre todo en la relación que mantienen con sus clientes.

Pero, ¿de dónde viene la Big Data?

La Big Data es una consecuencia natural del mundo digitalizado. A diferencia de años atrás, hoy las empresas tienen diferentes canales de comunicación con sus clientes, a través de los que recopilan información sobre sus preferencias, identificando además la importancia y presencia que tiene su marca.

La Big Data también proviene de las máquinas y del llamado Internet de las cosas. Cada día más artículos y productos incluyen sensores que miden y emiten información sobre como son utilizadas. Los wearables, por ejemplo, son dispositivos que se pueden llevar o vestir y que están relacionados, en el plano cotidiano, con la salud, el deporte, el bienestar o el entretenimiento. Destacan en este grupo los relojes inteligentes o los celulares cuyas aplicaciones generan continuamente datos alrededor de las actividades del usuario: kilómetros recorridos, velocidad a la que caminamos, corremos o manejamos, pulsaciones, estado del tráfico, rutas por las que circula, geolocalización, música que escucha, entre otros.

Otros aparatos llamados a cambiar la manera de hacer negocios son los beacons, o dispositivos de bajo consumo que envían señales a la nube con información muy precisa de geolocalización y del usuario. La mayoría de estos beacons son alimentados por una batería y su uso puede durar por años.

Pero no toda la Big Data se basa en dispositivos físicos. Las cookies, cada día más frecuentes al navegar por Internet, son pequeñas informaciones que los sitios webs envían y que quedan almacenados en el navegador del usuario. Las cookies tienen, entre otras funciones, conseguir información sobre los hábitos de navegación del usuario que posteriormente puede ser usado para orientar campañas publicitarias prácticamente personalizadas.

Al igual que estos tres antes mencionados, existen cada vez más canales de comunicación digital que obligan a las compañías a almacenar mayores volúmenes de información, y la Big Data ofrece la oportunidad de además analizar este contenido casi en tiempo real.

“Sitios Webs, redes sociales, blogs personales y dispositivos móviles son algunos de los soportes a los cuales las compañías han debido integrarse y ofrecer experiencias personales para cada uno de ellos. Como las redes de interacción han aumentado, así también las empresas han tenido que adaptar sus sistemas de seguimiento de la información, con el fin de no quedarse fuera y obtener la información más fidedigna de lo que piensan sus clientes”, agrega Santiago Gradín.

“Ahí es donde Big Data se presenta como una herramienta muy útil, porque nos brinda la oportunidad de generar, capturar y almacenar grandes cantidades de información sobre distintos hechos o comportamientos de las personas y todo en el mismo formato digital, donde luego se analizará de manera automática. Digicel Empresas está ya trabajando con otras empresas líderes de distintos sectores económicos de Panamá en capturar, almacenar y analizar esta información”, finaliza Santiago Gradín.

Como toda tecnología nueva, aún hay mucha incertidumbre sobre la Big Data pero sí hay algo en que los expertos coinciden, es que si se utiliza correctamente, puede representar un cambio fundamental para una empresa.

Un estudio realizado por investigadores del Massachusetts Institute of Technology y la Universidad de Pennsylvania con una muestra de 179 compañías, concluyó que aquellas que tomaban decisiones basadas en data, mostraban entre un 5% y un 6% más de rendimiento.

El verdadero desafío que propone la Big Data va más allá de almacenar grandes cantidades de data, si no en qué hacer con esa información. Hay que saber diferenciar entre lo que es relevante y lo que simplemente no lo es, dándole la interpretación más adecuada para luego utilizarla a nuestro favor.

Anuncios


Categorías:Economía & Negocios, Tech

Etiquetas:, ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: