¡Cuidado con una fractura, puede ser osteoporosis!

De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS), la osteoporosis es un trastorno esquelético general, que se caracteriza por una masa ósea baja y un deterioro creciente de la microarquitectura de los huesos; esto provoca un incremento en su fragilidad, lo que a su vez implica un mayor riesgo de sufrir fracturas. Se estima que alrededor de 7.8 millones de personas padecen de osteoporosis en el mundo y para el 2040, ese número se habrá triplicado.

Esta enfermedad afecta a individuos con edades superiores a los 50 años; principalmente a mujeres postmenopáusicas, por la pérdida acelerada de densidad ósea, como consecuencia de una disminución de los niveles de estrógenos. Sin embargo, los hombres e incluso personas más jóvenes también la pueden padecer.

Cifras de la Fundación Internacional de Osteoporosis (IOF, por sus siglas en inglés) revelan que una de cada tres mujeres y uno de cada cinco hombres por encima de los 50 años, a nivel global, experimentará una fractura debido a este padecimiento. Asimismo, se destaca que cada tres segundos un hueso se quiebra en el mundo, por motivo de la osteoporosis.

“Los huesos son un tejido vivo que se regenera constantemente. Son parte esencial del organismo ya que le dan forma y soporte al cuerpo, protegen órganos vitales como el cerebro y corazón, permiten el movimiento corporal y almacenan minerales. Cuando estos se debilitan y se vuelven más delgados, es una señal de que la persona padece osteoporosis”, indicó el Dr. Ricardo Montenegro, Director Médico de Roche Centroamérica y Caribe.

Una enfermedad silente

La osteoporosis es una enfermedad silenciosa, ya que suele pasar inadvertida por muchos años hasta que se presenta la primera fractura.

Este padecimiento es la causa más común de quebraduras por fragilidad, las cuales suelen ocurrir normalmente en las muñecas de ambas manos, la cadera o columna vertebral y en menor medida, en otros huesos del cuerpo. Las fracturas producen dolor, impactan negativamente la calidad de vida de la persona e incluso pueden provocar inmovilidad.

Dado que la osteoporosis no presenta síntomas, es importante que toda persona reconozca si tiene uno o varios factores de riesgo y acuda al médico, para tomar las medidas pertinentes: ya sea con el fin de evitar padecer la enfermedad o tratarla a tiempo. (Ver recuadro: “¿Cuáles son los factores de riesgo de la osteoporosis?”).

El especialista realizará una historia clínica detallada del paciente, que incluye información sobre fracturas recientes, antecedentes familiares de quebraduras, factores de riesgo modificables y no modificables y exámenes de gabinete y radiología, como por ejemplo el estudio de densidad mineral ósea (DMO) o densitometría ósea, para brindarle un diagnóstico final. “El estudio que comúnmente se usa es la absorciometría de rayos X de energía dual (DXA). Se trata de una radiografía de baja radiación, que mide la densidad ósea, principalmente de la columna vertebral y cadera. Los resultados arrojados por este examen le permiten al médico conocer el porcentaje de pérdida ósea en una persona y calcular el riesgo de osteoporosis”, recalcó el Dr. Montenegro.

El “Día Mundial de la Osteoporosis” se lleva a cabo el 20 de octubre de cada año, con el fin de concientizar a la población sobre este problema de salud global y fomentar que las personas, desde muy jóvenes, tomen medidas para prevenir la enfermedad o controlarla.

Llevar un estilo de vida saludable es la mejor manera de contrarrestar la osteoporosis; es decir, no fumar, no ingerir alcohol en exceso y practicar actividad física al menos tres días a la semana. Además, se recomienda tener una dieta balanceada y con un adecuado consumo de calcio –entre 1.000 y 1.200 mg por día- y vitamina D –mínimo 800 IU al día-, ya sea a través de la ingesta de alimentos que contienen estos nutrientes o de suplementos.

Tratamientos para la osteoporosis

En caso de que una persona sea diagnosticada con osteoporosis, el médico puede prescribirle el uso de algún medicamento con el fin de prevenir que los huesos continúen debilitándose.

Actualmente, existen diversos tratamientos que han demostrado actuar de forma eficaz, los cuales permiten mantener la densidad ósea o ayudar a retardar su pérdida y reducir el riesgo de fracturas. Se destacan los bifosfonatos, la calcitonina, los moduladores selectivos de receptores de estrógeno (imitan los buenos efectos del estrógeno en los huesos) y la terapia de reemplazo hormonal (TRH), que implica el tratamiento sólo con estrógeno o en conjunto con la hormona progestina, entre otros.

“Otra de las recomendaciones del médico al paciente con osteoporosis será utilizar suplementos de calcio y vitamina D, que garanticen el consumo adecuado y aseguren la eficacia del tratamiento asignado. Además, es importante implementar hábitos de vida saludable, tal es el caso de realizar ejercicios con carga de peso, casi todos los días, y de  tipo aeróbico como por ejemplo caminar”, comentó el Dr. Montenegro.

Para quienes ya padecen la enfermedad y están en tratamiento, también es necesario disminuir el riesgo de fracturas. Por esto, es importante consultar al médico si requiere usar un bastón o andadera en caso de sentir inestabilidad al caminar; utilizar zapatos antideslizantes, pedir ayuda para cargar cosas pesadas e instalar barras en los baños de la casa, así como colocar luces de noche en los pasillos y retirar o asegurar cables sueltos.

Anuncios


Categorías:Comunicados

Etiquetas:

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: